02. La Comunitat

La Comunidad de Regantes Acequia Comuna de Carlet tiene una superficie regable de más de 800 Has en el término municipal de Carlet (Valencia), dedicadas al cultivo de cítricos, melocotoneros y caquis fundamentalmente.

Históricamente las Ordenanzas de la Séquia de Carlet de 1863 son el antecedente de la actual  Comunidad de la Séquia Comuna de Carlet. En ellas se establecía que debía haber una Junta Directiva formada por cuatro Vocales (uno por cada pueblo interesado en el riego: Carlet, l’Alcúdia, Benimodo y Guadassuar) y cuatro suplentes, elegidos por las respectivas Juntas Particulares de cada pueblo. Para ser Vocal se debían poseer al menos cinco hanegadas. La Junta Directiva debía reunirse bajo la presidencia del Alcalde, aunque no tenía voto. Cada pueblo debía tener una Junta Particular, compuesta por todos los poseedores de tierra, que se reunía cada dos años el primer domingo de enero, bajo la presidencia del Alcalde.

Las Ordenanzas de 1981 indican que tienen derecho al aprovechamiento de las aguas del Pantano de Forata, del margen derecho del río Magro y del Canal Xúquer-Turia por las tomas III, IV y V. Estas Ordenanzas derogan las de 1863.

Por orden ministerial 7 febrero 1966 se constituye la Comunidad de Regantes Acequia Comuna de Carlet. Por decreto 2603/1970 de 23 de julio fue declarada de interés nacional la zona regable del Canal Jucar-Turia, incluyendo la zona de la Comunidad Acequia Comuna.

En fecha 19 de julio de 1996 se aprueba la Concesión de aguas del Canal Júcar-Turia.

En noviembre de 2006 SEIASA DE LA MESETA SUR llevó a cabo el Proyecto Modificado del proyecto de Modernización de Regadíos para la Comunidad de Regantes Acequia Comuna. Esto ha supuesto pasar del riego tradicional, o riego a manta, a un sistema de riego localizado de alta frecuencia, o riego “a goteo”. Ello se debe a que la evolución tecnológica que se está produciendo en todas las áreas de la actividad económica en las últimas décadas está obligando a poner a disposición del agricultor los medios de producción necesarios para conseguir la mayor productividad. En esta línea operativa el agua ha pasado de ser un elemento imprescindible para el desarrollo vegetativo a cubrir no solo esa finalidad, sino a ser un insumo más en la explotación, como los fertilizantes, la mano de obra, los fertilizantes, la mano de obra, los fitosanitarios, etc., ya que las dosis de riego afectarán en gran medida la calidad de la producción.